info@certicedula.com  644.73.16.94   WhatsApp 644.73.16.94








arquitectura

El futuro de la arquitectura (Segunda parte)

Vanessa Abajas 2021-05-16


En la anterior entrada del blog comentaba hacia dónde se dirige la arquitectura desde el punto de vista de la disciplina y la profesión. También realizaba un rápido recorrido por los últimos cuarenta años, comentando cómo la tecnología, las exigencias oficiales y las normativas han obligado a cambiar la organización de los despachos y la figura del arquitecto. En la actualidad, parece ser que estamos en una etapa en la que se “obliga” al arquitecto a ser especialista en un tema y a cooperar con sus compañeros para realizar cualquier proyecto.

En esta entrada del blog continuaré con la idea de la especialización, pero desde otro enfoque, y también comentaré un tema que se está imponiendo a una velocidad de vértigo: el de las casas prefabricadas.

La especialización en la arquitectura

Un arquitecto puede especializarse en cálculo de estructuras, instalaciones, eficiencia energética, dibujo en 3D, y en otros muchos campos. Todos estos conocimientos son necesarios para realizar proyectos de obras. Pero existen una serie de informes que puede realizar un arquitecto que no necesitan el grado de conocimiento de todos los campos que se puede exigir en las obras. Me refiero a las tasaciones, informes periciales, declaraciones de obra nueva, cédulas de habitabilidad, certificados energéticos y a otros informes técnicos de índole similar.

Muchos son los arquitectos que optan por dedicarse prácticamente en exclusiva a la realización de un tipo de informe técnico. La figura más común es la del tasador, que acostumbra a trabajar para una empresa tasadora. Como arquitecto tendrá conocimientos generales de construcción o instalaciones, pero no necesitará ser un “especialista” como otro profesional que se dedique a realizar proyectos arquitectónicos.

En Certicedula somos expertos en Cédulas de Habitabilidad y Certificados energéticos. Nos dedicamos casi en exclusiva a la realización de estos informes. Nuestra experiencia en el tema es muy útil a la hora de realizar los informes con agilidad. También disponemos de un conocimiento profundo de las normativas relacionadas con el tema. La especialización nos permite abaratar costes, como si de una fábrica se tratara, ya que, gracias a la práctica, podemos reducir el tiempo dedicado a realizar el informe y no cometer errores.

Los arquitectos que trabajamos en Certicedula también nos dedicamos a realizar Proyectos de Obra Nueva, ya que no queremos desvincularnos de la parte más artística de la Arquitectura ni de los adelantos en el tema de la sostenibilidad, que tanto nos preocupa. Cuando realizamos un proyecto, colaboramos con otros compañeros de profesión que dominan campos que nosotros no estamos tan habituados a tratar.

¿Y qué ocurre cuando un arquitecto “de los que solo hacen casas” recibe un encargo para realizar un informe técnico? Normalmente no sabe los pasos a seguir. Las normativas y la forma de presentar los documentos varían a tanta velocidad que, si no estás acostumbrado a realizar estos informes, debes aprender a realizarlos prácticamente desde cero. Por este motivo no les suelen salir a cuenta los informes técnicos y, en el caso de realizarlos, el precio es muy elevado ya que cuentan las horas que perderán reciclándose.

BIM (Building Information Modelling)

Para acabar el tema de la especialización y volviendo al tema de los proyectos de obra, comentaré el nuevo sistema que se ha implantado para favorecer la cooperación de los distintos especialistas.

Los diferentes actores de una obra deben hablar el mismo idioma. Me refiero al tema informático.

De la necesidad de plasmar la información de la obra de forma que todos los agentes pudieran interpretarla y compartirla, surgió el sistema llamado BIM (Modelado de Información de la Construcción). Arquitectos, ingenieros, especialistas en instalaciones y demás profesionales, utilizan la misma metodología para representar el proyecto. Este hecho facilita enormemente la comunicación entre los profesionales que cooperan.

Puede parecer que un plano es un plano y que todos los arquitectos y constructores deben saber leerlo e interpretarlo. Y no siempre es así, ya que cada arquitecto tiene sus manías a la hora de dibujar y de ordenar la información. El BIM sirve para que todos los agentes de la obra dibujen y ordenen la información de la misma forma y el intercambio de datos pueda ser más fluido.

Por ahora el BIM solo es obligatorio para la obra pública. Que se implante a nivel mundial es cuestión de tiempo, de poco tiempo.

Las casas prefabricadas

Se anuncia el fin de lo artesanal. La industrialización está ganando la partida en uno de los últimos campos que se resistía: la Arquitectura.

La fabricación en serie es la consecuencia lógica de la especialización en el campo de la Arquitectura. La casa prefabricada es el fruto de la evolución de nuestro sistema de construir. Primero se especializan y cooperan los técnicos y, luego, los agentes de la obra.

Paletas, lampistas, carpinteros y otros profesionales interactúan en la obra de una forma bastante básica. Todo aquel que haya hecho una obra sabe de qué hablo. Cada industrial tiene su propio negocio y cuida sus intereses. Siempre pierde el promotor. Un industrial no puede continuar si otro no ha acabado su trabajo, por lo que la obra se eterniza. La falta de comunicación entre industriales provoca rehacer varios puntos de la obra. Materiales que no llegan porque no se han pedido con suficiente antelación y tienen a los trabajadores parados esperándolos. Y una larga lista.

No es de extrañar que triunfe el sistema prefabricado, donde la misma empresa se encarga de todos los elementos de la obra y todos sus agentes están organizados.

Existen varias ventajas en la construcción de casas prefabricadas, como el mejor control de los procesos de fabricación o las mejoras en temas de sostenibilidad. Pero, lo que más gusta a los futuros propietarios, es el precio cerrado y un plazo de entrega marcado.

Todos sabemos que, en una obra tradicional, el precio final siempre es superior al del presupuesto. Siempre, siempre, siempre aparecen imprevistos, que suelen elevar el presupuesto aproximadamente un 20%. En cuanto a los plazos de entrega, nunca se cumplen. Como he comentado antes, siempre tiene la culpa “otro” industrial.

Todo no son ventajas en la fabricación de casas. Aunque la oferta de diseños, calidades y precios es muy amplia, no todo el mundo encontrará su casa ideal en un catálogo. Aquel que quiera un “traje a medida”, tendrá que ir a su sastre-arquitecto a que se lo haga.


Contacto con Certicedula
Solicitar Cédula de habitabilidad
Solicitar Certificado energético
Solicitar Oferta cédula de habitabilidad + certificado energético