644.73.16.94  Info








certificado energético

Passivhaus

Vanessa Abajas 2020-04-28


Una edificación Passivhaus es aquella que ofrece al usuario unas condiciones interiores óptimas de temperatura y calidad del aire, y que, gracias a un diseño que aprovecha los recursos naturales, consume entre un 70 y un 90% menos de energía en calefacción y refrigeración respecto a una edificación tradicional.

Para conseguir esta reducción de la demanda energética, el estándar Passivhaus se basa en 5 principios:

  1. Aislamiento térmico bien dimensionado
  2. Carpintería exterior de alta prestación
  3. Ausencia de puentes térmicos
  4. Hermeticidad del aire
  5. Ventilación mecánica para recuperación del calor

 

Máximo nivel de confort con mínimo gasto de energía

El estándar constructivo Passivhaus, o Casa Pasiva en español, fue creado en 1988 por los profesores Bo Adamson, de la Lund University de Suecia, y Wolfgang Feist, del Instituto de Edificación y Medio Ambiente de Alemania. Hoy, esta palabra sirve además para dar nombre al sistema de estandarización –emitido por el Passivhaus Institut alemán- bajo el que todas las construcciones pasivas del mundo tienen que cumplir una serie de requisitos para ser clasificadas como tal.

 

Requisitos

La casa Passivhaus en el clima mediterráneo tiene que cumplir las siguientes condiciones:

  • Demanda máxima de energía útil para calefacción, 15 kWh/m2año.
  • Demanda máxima de energía útil para refrigeración, 15 kWh/m2año.
  • La envolvente del edificio no debe tener una estanqueidad mayor que 0,6 volúmenes/h (medida con una presión de 50 Pascales).
  • Consumo máximo de energía primaria para calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria (ACS) y electricidad, 60 kWh/m2año.

Para cumplir dichos requerimientos no son necesarios materiales concretos ni estilos edificatorios específicos. Un diseño inteligente, un cuidado correcto de la piel exterior (aislamiento, carpintera, puentes térmicos) y un buen sistema de ventilación, son suficientes para obtener la certificación.

 

Ahorro constructivo y de uso

Los edificios construidos bajo el estándar Passivhaus se basan en la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas, tales como el estudio de la forma y la orientación del edificio, la protección solar o un buen diseño interior de espacios que facilite la ventilación cruzada. Estas características de diseño reducen considerablemente el consumo energético del edificio sin necesidad de aumentar el coste de construcción. La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

 

Beneficios para la salud

Los edificios Passivhaus cuentan con renovación inteligente de aire, correcta incidencia de la luz solar y construcción con materiales naturales y menos contaminantes que los habituales. Numerosos estudios avalan que este tipo de construcción ayuda a prevenir y reducir enfermedades e infecciones de las vías respiratorias.

 

Ejemplo de vivienda

La siguiente vivienda ha sido diseñada teniendo en cuenta los parámetros Passivhaus.

Se trata de una vivienda unifamiliar entre medianeras situada en El Vendrell (Tarragona) construida en el año 2019. Los arquitectos responsables de la obra son Jordi Rovira Casellas y Vanessa Abajas Hernández, de Abajas-Rovira Arquitectos.

La vivienda se distribuye en cuatro plantas. El garaje se sitúa en la planta sótano. En la planta baja se encuentra la entrada a la vivienda y un salón-comedor-cocina diáfano con acceso al jardín. Las habitaciones y baños se encuentran en planta primera. En planta segunda se sitúa una sala polivalente y dos terrazas. La superficie total destinada a vivienda es de 170m2.

Técnicas pasivas

Al tratarse de una vivienda entre medianeras, únicamente cuenta con dos fachadas.

En la fachada noroeste se sitúa la entrada a la vivienda, la cocina, un baño y un dormitorio.

En la fachada sudeste se sitúan las estancias principales: el salón, la habitación principal y una secundaria. La sala polivalente tiene acceso a las dos fachadas.

Con esta distribución, las estancias principales, en las que se permanece más tiempo, son las más soleadas. Las ventanas y balconeras de estas estancias son de mayor tamaño para captar más luz y calor en invierno y están protegidas con aleros para protegerse de la fuerte radiación en verano. Las aberturas de la fachada noroeste son de menor tamaño para evitar la pérdida de calor en los días fríos.

En planta segunda se optó por cubierta inclinada ventilada sobre forjado horizontal, para proteger la vivienda de una radiación solar más directa y permitir la ventilación de la cubierta.

Aislamiento térmico

Se optó por un aislamiento térmico de poliestireno extruido (XPS). de 8cm de grosor en fachada y 10cm de lana de vidrio (LV) en cubierta, aproximadamente el doble de las construcciones habituales.

En el tabique pluvial se ha colocado aislamiento de 8cm de grosor de poliestireno extruido (XPS).

Carpintería exterior

Las carpinterías utilizadas tienen muy baja transmitancia térmica y las ventanas son de doble vidrio rellenas de un gas inerte.

La cámara de aire es de 22mm, muy superior a la habitual.

El vidrio es bajo emisivo para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno y mantenerlo en el exterior durante el verano.

La carpintería cuenta con rotura de puente térmico.

Ausencia de puentes térmicos

La construcción se ha realizado sin interrumpir el aislamiento térmico en ningún punto. Se ha tenido especial cuidado en todos los encuentros de diferentes materiales, como pilares, cajas de persiana o cubiertas.

Sistema de ACS, calefacción y refrigeración

Se ha optado por un sistema de aerotermia para el agua caliente sanitaria y la climatización. La aerotermia es un sistema de tecnología limpia que extrae la energía del aire. El sistema cuenta con ventilación mecánica con recuperación de calor.

El resultado

La vivienda disfruta todo el año de una temperatura interior estable de 20ºC. Únicamente, en algunos días puntuales en invierno o verano, ha sido necesario un aporte de aire frío o caliente. La calificación energética es una letra A.

El consumo eléctrico medio es de 7kwh por día. Teniendo en cuenta que se trata de una vivienda de 170m2 con tres fachadas (en la actualidad), en la que viven 4 personas y cuya única fuente de energía exterior es la electricidad, el consumo está muy por debajo del habitual. Este consumo se traduce en una factura mensual (con iva y otros impuestos incluidos) de entre 60 y 70€. Este consumo incluye la electricidad para que funcionen los electrodomésticos (inducción y horno incluidos), el alumbrado y el sistema de aerotérmica para agua caliente sanitaria, calefacción y refrigeración.

Y no hay que olvidar que los usuarios disfrutan de unas condiciones atmosféricas ideales en el interior de su vivienda.

Si desea construir una vivienda con estas características y necesita más información, puede contactar con el despacho Abajas-Rovira Arquitectos en el teléfono 675398804 (Jordi Rovira)


Contacto con Certicedula
Solicitar Cédula de habitabilidad
Solicitar Certificado energético
Solicitar Oferta cédula de habitabilidad + certificado energético